Había una vez…

Había una Pez, una vez, que nadaba en un mar tibio y seguro pero que quiso explorar nuevas aguas y vino a parar a la orilla de mis brazos…

¡Qué bonito! Perfecto e ideal si no fuera porque ésta que viste y calZa (un 41 para más señas… en efecto, un señor pie el que tiene esta señora) se vió de repente con el flamante título de:  ‘Primeriza’, en grado de tentativa…  lo que viene siendo estar un poco PeZ, a su veZ.

En esto de criar tu propio ‘renacuajo’ no hay garantías, olvídense: yo me las prometía muy feliZ, viniendo de familia numerosa, teniendo ya 9 sobrinos, habiendo cambiado pañales y dado biberones ¡venga!

Pero no: de los Noes más grandes que les queden en la trastienda, por favor.

Y eso que la aventura, ya de 14 meses, no está saliendo nada mal, pero el in-men-so trabajo de cuidar y ayudar a vivir a un ser humano las 24horas del día no te lo ves venir ni queriendo. Y los miles de detalles, trucos, inventos que tienes que idear para salvar el día a día y ¡cada fase! de tu pequeñ@ PeZ te hacen comprender la verdadera dimensión de eso que llaman el Universo expandido… ¡y más alláaaaaa!… ¿Que alguien no sabe en qué tono se dice la particular frase? Uuuuuuh… están peor de lo que yo pensaba! ;P Tranquilidad, ya apunto yo aquí una que se va a convertir en frase de cabecera, al menos es la mía desde que rompí aguas: (suspiren por favor, que le de profundidad, color, dramatismo) -“¡Con lo que yo era!”…

En fin, incautos padres y madres (muy bien, haciendo amigos ya en el primer post), si quieren formar un banco de peces que se acompañan y nadan a la veZ, que se respaldan mutuamente con humor (sí, por favor, dramas ya hay bastantes en la superficie) en ese proceloso océano de la crianZa -de cualquier etiqueta ¡eh! aquí cabe todo el mundo que sea de nadar respetusoso- pues sean bienvenid@s.

Ya les informo que yo soy de las un poco ‘progre’:  con apego, con lactancia materna hasta que quiso (a los 13 meses se despegó), con comida eco en lo que puedo, con foular (combinado con carro), con híbrido de colecho que me he montado yo (hasta anoche mismo; sí, ya duerme solita)… pero me encanta lo diverso y encontrarme con gente que hace las cosas a su modo, sea tradicional o la vanguardia.

Sumérjanse en las aguas de esta PeZ, no sé si llegaremos a buen puerto… pero si se está pasando bien juntos ¿quién quiere que termine el viaje?

Cojan aire y al fondo!

ComenZamos…

Anuncios

¿No te callas ni debajo del agua? Éste es tu momento...escríbe aquí! (y alégrame el día ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s