Haciendo el ganso

Esto va de ternurismos, se lo advierto…

Voy a retroceder un poco en el tiempo. Incluso en la distancia… que es el olvido, dicen, pero de eso nada, aquí es ‘avstand’, en noruego, que allí se ha ido a correr aventuras una mamá gata al oeste de tierras vikingas

¿Y… bien? ¿Qué tiene esto que ver con aves voladoras? Porque por ahora peces y gatos… ¡Gansadas las justas, chata! Que estas cosas se leen en la oficina de tapadillo y todavía me quedan dos Apalabrados que cuadrar… digo Balances… O con el Himalaya por planchar ¡no estamos para zarandajas!

Que sí, que voy. Porque mucho antes de inaugurar este bló…tiempo antes incluso de que naciera el miniser, yo ya había empeZado a crear una comunidad de mamis/red de apoyo gracias a las charlas PREparto que el destino, sospecho, consideró a bien encasquetarme con toda seguridad (Social). Y no lo digo, ¡ojito!, porque fueran en la sanidad pública, sino porque los contenidos me convencieron nothing, ¡qué poco prácticos!.

Allí coincidí con el primer par de Gansas (Cris y Laura)…

“-Nena córtate un poco, que aquí los insultos se vuelven 2.0!

-Nooo, que lo gansil viene a ser bueeeeno en esta historia…”

Ahora, somos más (que no tienen blog pero ya sí un rinconZito en éste… Julia, Mar, Silvia, Lara, Patricia) y seguimos en contacto semanal, tras las correspondientes charlas postparto que nos reunieron. Sí, el destino ¡una veZ más! me quiso poner a prueba. Les ahorro los detalles porque al final salí ganando con algo: se conformó mi grupete actual de Gansas al que yo añado de cuidado, porque guasonas son un rato pero un gran apoyo también y entre todas nos cuidamos con risas, consejos, con informaciones varias y un sin fin de otras cascarrias (cómo me pude reír, por cierto, con Eva y su Edén particular de despropósitos)

El nombre devino, divino, cuando una de ellas, con muchos Mimos y arte, nos regaló al resto este texto que hay por muchos rincones web pero que hoy quiero compartir aquí… mi Banco de peces al que, aunque no sea de los Preferentes virtuales-maternales, poco a poco se van uniendo buenas gentes que incautas van picando (tenéis más moral que el alcoyano) y que nació con esa misma voluntad comunitaria y comunicosa: unas veces porque si sirve de alguna ayuda lo que yo ya he vivido ¡te lo cuento!… Y otras la verdad porque muero si no lo suelto! Pero siempre por dar y recibir apoyo… Bueno que me enrollo.

Cuento de los gansos

 
El próximo año, cuando veas los gansos dirigiéndose hacia el norte, fíjate que vuelan en forma de V.
 
Tal vez te interese saber acerca del por qué vuelan en esa forma.
 
Se ha comprobado que cuando cada pájaro bate sus alas produce un movimiento en el aire que ayuda al pájaro
que va detrás de él. Volando en forma de V la bandada completa aumenta 71% más de velocidad que si volara solo.
Las personas que comparten una dirección común y tienen sentido de comunidad pueden llegar a donde deseen más fácil y rápidamente, porque van apoyándose mutuamente.
 
Cada vez que un ganso se sale de la formación siente inmediatamente la resistencia del aire, se da cuenta de la dificultad de hacerlo solo y regresa rápidamente a su formación para beneficiarse del poder del compañero que va delante. Si tuviéramos la inteligencia de un ganso nos mantendríamos con aquellos que se dirigen en nuestra misma dirección.
 
Cuando el líder de los gansos se cansa, pasa al puesto de atrás y otro ganso toma su lugar.
Obtendríamos mejores resultados si tomamos turnos haciendo los trabajos más difíciles.
 
Los gansos que van detrás graznan para alentar a los que van delante para mantener el ritmo.
Una palabra de aliento produce grandes beneficios.
 
Finalmente cuando un ganso enferma o cae herido por un disparo, otros dos gansos se salen de la formación para ayudarlo y protegerlo. Se quedan acompañándolo hasta que está en condiciones de volar o hasta que muere, sólo entonces los acompañantes vuelven a su bando o se unen a otro grupo.

Si tuviéramos la inteligencia de un ganso, nos mantendríamos uno al lado del otro apoyándonos y acompañándonos.

Por cierto… ¿por qué los peces se agrupan formando bancos? ^_^

Anuncios

13 pensamientos en “Haciendo el ganso

    • El mismo aZar, Trimadre, que nos ‘arrejuntó’ en las puertas del auditorio tras el vinaZo, y que te hace parte desde entonces de este banquito de peces molón… o no… pero parte, y de las buenas: de las que visita, comenta y sobre todo vuelve!
      Un abraZo grande.

      Me gusta

  1. Pingback: El TuTo: marioneta mariquita, facilita | Había una Pez

  2. Pingback: De pañales… y otros males | Había una Pez

  3. Pingback: Una presentación, chin pón | Había una Pez

¿No te callas ni debajo del agua? Éste es tu momento...escríbe aquí! (y alégrame el día ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s