Mi kit de supervivencia para la lactancia

Sí, querida, la lactancia es algo maravilloso y crea un vínculo con tu cachorro sobrenatural, pero también es un camino duro de noches solitarias, párpados que te dicen que te levantes tú si eso, sed infinita justo cuando no puedes ir a por agua y constancia del tamaño de Rusia (con el del ego de Putin incluido).

Sigo sin ordenador. Bueno, sigue él sin mí, en alguno de esos sitios en que los ordenadores se vayan de vacaciones de sus dueños (que si son blogger son el doble de pasad@s… pensarán ellos). No puedo poner fotos de esas que gustan en esta pecera: con su logotipo peZ, con sus titulitos socarrones… así que hoy la lista monda y lironda y en cuando pueda fotaZa que venga a cuento.

Lista -o tonta, ustedes valorarán- para sobrevivir a la lactancia (Ya que fue de 13 meses, y con privación de lácteos por la sospecha de intolerancia a secreción vacuna, me van a permitir que use ‘sobrevivir’):

  1. Punto de luZ: los primeros días no quería/podía perder de vista a mi pequepeZ así que tenía la lamparita de la cabecera de la cama toda la noche encendida, pero no dejaba descansar al trío familiar así que me agencié una de Esa Megatienda en qué todo ese llama tipo ¿Koømor?  y que va cambiando de color e intensidad hasta que le tocas la cocorota! El aZul oscuro-mar profundo era ideal para las tomas y el verde claro-alga radiactiva, o blanco, para el cambio de pañal que a la vez no desvelaba ni al bebé ni a Sr.Padre que dormía… gggrrrffff… a pierna suelta. Se la regalé a una amiga y me corroboró la funcionalidad de arco iris y sus intensidades varias.
  2. Taza-termo: con tapa mejor, porque te permite beber con una sola mano evitando derrames (ya había demasiadas humedades con las regurgitaciones del bebé y sus consiguientes cambios de madrugada) teniendo la ventaja además de que la tapa impide que floten ‘cosas’ y puedas beber sin tener que estar de constante viaje a la cocina o baño para  reponer.
  3. Gomas del pelo/diadema: gomas que sujeten, por dios, nuevas!  No de esas que todas tenemos en los cajones más dadas de sí… que los labios de la Pantoja de Puerto Rico. Si tienes flequillo, diadema que lo retire de los ojitos de tu pequebebé en esos momentos de eternos mimitos a sus mofletes a estrenar (que sí, que también hay cosas buenas, lo veees).
  4. ReposacabeZas: de la misma megatienda, ya que si encima de sueño tienes tortícolis, o una contractura del tamaño de todas las Repúblicas ex soviéticas, estás apañada, compañera. Lo del cojín de lactancia sobre las rodillas, a elección… pero son megacaros, sirve cualquier hogareño.
  5. Chal rectangular: lo he dejado para lo último pero me parece CLAVE y lo de la forma es fundamental, ya que te permite echártelo sobre los hombros y resguardarte de ese frío de madrugada que te dejará la contractura más tiesa que una botella de vodka (y cuando ya lleves unos meses de sueño acumulado ganas de darte a la bebida y plimplártela) pero es que, además, con el sobrante de los lados te da para arropar al bebé  y eso no me lo permitían ni batas, ni batines, ni ‘megachaquetas-de punto-súper cuquis-que se llevan maZo’ ni na de ná!  Si encima lo combinas con unos calcetines anti deslizantes y calentitos (no me llamen exagerá que mi pequepeZ es de febrero y la rasca de MadriZ era monumental), para salir de la cama a toda prisa, bingo!

Esta semana nos ha contactado (de forma impecable por cierto…) una exitosa empresa en expansión de cajitas para embarazadas y sus bebés, tenía este post en capilla hace tiempo pero me viene al pelo para agradecerles su interés (y si quieren tomar alguna idea de experiencias reales de mamás nocturnas, y necesitadas de atrezzo consolador* en tiempos difíciles, pues mi lista ya está compartida con el mundo).

*Ya estamos, malpensad@s? Que si intento corromper a inocentes primeriZas que, incautas, caigan aquí por casualidad… Pues sepan que, citando esa gran frase de sabiduría popular -cuando no barrio bajera- ya se darán cuenta por ellas mismitas que un@ en esas tesituras… “no tiene el chichi pa farolillos“!

Que ustedes lo lacten bien! ^_*

Anuncios

13 pensamientos en “Mi kit de supervivencia para la lactancia

  1. MamáPez, siempre al detalle. Que de razón tienes, linda flor, y es que estas cosas no vienen en las múltiples guías maternales.

    Yo, además, tenía a mano en las tomas mi smartphone y algo de comer. El primero para mientras que el Bichillo le daba por comer o no, me ponía al día y escribía a las amigas y al grupo de Mamás Ganso, y algo de comer porque de ver a mi churumbel como comía me daba una envidia sana que se subsanaba con un algo que no tire migas(que si no caen al minicomensal) .

    Muchas gracias por los consejillos!!

    Me gusta

  2. Lo de la taza-termo no lo termino de vez, pero lo de la luz me ha encantado, porque yo, al final, terminaba enciendo la luz de la mesilla y desvelaba a todo el mundo. Ahora lo hago a oscuras, y menuda práctica que tenemos.

    Lo del chal, ya te dije. En mi caso, una bata XL nos cubría a las dos. Un inventazo.

    En lo de los cojines, estoy de acuerdo, porque yo utilizaba también los de casa.

    Y también tenía a mano mis smartphone y el mando de la tele. ¿Por qué? Porque las tomas se hacían interminables. Además, en los días en que Monstruita tenía un día especialmente duro, la tele me servía para darle un toque de humor con pelis de Bud Spencer y Terence Hill (entre otras, ¿eh?)

    Me gusta

    • Hola de nuevo linda!

      Todo genial, cada una sabe lo que le ha ido bien en su largo camino a la lactancia feliZ (y si podemos ayudar a las mamis que están a punto de empeZar esa aventura mejor que mejor).

      Yo vivo en una casa de dos pisos y eso de bajar a beber con el frío polar me apetecía cero o por estar con ella en braZos o por no despertarla con mi suelo de madera ‘sonoro’ entrando y saliendo del baño…así que mi taZa termo me salvaba cada noche! Qué sed da amamantar chicas! Lo de la tele yo no era partidaria, le daba las tomas en un silloncito de nuestra habitación y no era plan, como tampoco viajar escaleras abajo a verla al sofá y sus 0ºC (y bajando) jajjajjaa

      Un abraZo submarino!
      P.D: Por cierto, a ti qure te encantan las palabras clave de los buscadores mira con lo que me he desayunado yo hoy… “que planta o cosa se les pone a la maternidad de peces” XD jajjajaj

      Me gusta

  3. Que razón tienes mama pez!!! La luz que cambia de colores sigue siendo muy útil cuando la vida laboral te obliga a abandonar la lactancia pero tienes que continuar buscando los chupetes nocturnos. Yo también le saqué mucho partido al mando de la tele cuando las tomas se hacían eternas… Ahora bien, si volviese a repetir, lo disfrutaría mucho más ,porque creo que es una pena que las mujeres seamos tan ignorantes en esto de la lactancia… Cuántos más éxitos habría si estuviésemos más informados todos!!!! (hombres y mujeres) y si la sociedad estuviese más adecuada para esto de la lactancia !!!!( más salas, no recomendarte aquello de que tienes que regularizarle las tomas a tu pequeño y no ponerlo cada vez que pida… ) En fin, que lo tengo todo muy cercano y con el próximo no me pillan… Pero bueno, esto es otro tema…

    Me gusta

  4. Muy de acuerdo con tu lista MamáPez, y como ya han dicho por ahí añadiría el móvil para navegar como pez en el agua por esos blogs del mundo durante esas tomas más largas que un día sin pan. La lamparita fundamental para no desvelar al lactante más de lo que se desvelan ellos solitos.
    Se te echaba de menos por estos océamos amiga.

    Me gusta

    • Ay amiga! Lo primero espero que todo Ok con esos ingresos y paseos a urgencias.
      Lo segundo gracias por contestar porque, por lo primero, deduZco que no tienes mucho tiempo. Y lo tercero ojalá hubiera conocido los océanos blogueros durante aquellos meses, pero fue hace escasos 4meses que nado por esas aguas y me alegra mucho haberte encontrado de las primeras, amiga! (además eres de las pocas que conoces mi cara por aquí ;)

      Me gusta

  5. Pingback: Tiempo de NaviDar (c) | Había una Pez

¿No te callas ni debajo del agua? Éste es tu momento...escríbe aquí! (y alégrame el día ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s