Para muestra un… montón (I)

Lo voy a poner en mayúsculas con su permiso, estoy que no quepo en mí de goZo… TENÍA, TENÍA, YO-TENÍA-RAZÓN!!!

El día que me llegó una carta con los resultados y leí que mi bebé, la pequeñina a la que he ahorrado meses y meses de trastornos digestivos, SÍ es intolerante a la proteína de la leche de vaca me sentí como si hubiera logrado la mayor de las haZañas. Eufórica, no podía dejar de sonreír y la besaba y abraZaba despacito, tenía que compartirlo: llamé a la Yayísima, mandé mensajes por doquier… y saber que lo conseguí por seguir mi intuición contra viento y marea de incredulidades varias…

  • Pediatra que no nos deriva hasta que tiene 18 meses empeñada una y otra veZ en que no ganaba peso por infecciones de orina… –Y no serán los vómitos y las diarreas tras mis secuencias experimentales de ‘privación y cata/privación y cata’ de lacteos, señora… Pues no, venga prueba de orina (las primeras a los 23 días, las segundas a los 8 meses…)
  • Personas del entorno que, aunque no lo dijeran, por tonillos y expresiones faciales pensaban que sólo era una de las movidas de la loca de la leche y lo Eco

Esta semana ha sido la última de pruebas (crucemos los dedos… la uretra… y el duodeno si hace falta). Así que tras:

  • 4 recogidas de muestras de orina,
  • 1 sondaje vesical a un bebé de menos de un mes (técnica invasiva, total para dar negativo… Que sepan que, si se niegan, habrán de firmar un alta voluntaria bajo su responsabilidad ¡Ay de haberlo sabido… A la próxima ya no me pillan, hija, lo siento!),
  • las pruebas de piel de alergias,
  • 6 recogidas de muestras de heces
  • y 2 análisis de sangre…

¡Sobreviví para contarlo! Y aquí me tienen. Me ha salido un post bíblico, as usual, y pensé en dejarlo entero como perfecta metáfora de la larga penitencia que hemos vivido antes de llegar al paraíso gástrico, pero irá en dos. Gracias. De nada.

Recogida de muestra de orina a bebés

Debido al amplio abanico de pruebas que he tenido que hacer en este juego de ‘Pruébame que tiene intolerancia’ y lo mal que se pasa cuando te sueltan a solas con todos los trastetes para perpretar la jugada, voy a poner aquí lo acontecido por si alguien en busca de respuestas hace una consulta internetera, mira compañera:

Para el análisis de orina

-HaZ pipí en la bolsita, nena. -No mamá, que el plástico está muy mal visto en estos lares, contamina mucho, deteriora los mares… #rebeliónabordo

Con esto haces la recogida de orina de un bebé, en niños es un poquito más fácil, en niñas se sale a la primera de cambio. A mí la pediatra de pequepeZ me lo explicó a toda velocidad, y unido a que estaba más sola que la una fue un desastre la primera veZ. Huelga decir que es trabajo que exige conocimientos como mínimo de auxiliar de enfermería, y no… ‘capacidades borderline de primeriZa’ a causa del sueñismo…

Como tienes un tope de tiempo para llegar al Centro (de salud) a entregar tu tesoro hay un factor de presión añadido, ya te lo digo, aunque aún a malas lo puedes llevar tú misma hasta el laboratorio del Hospital de referencia, pero como las primeras veces suelen estar contaminadas, no me salía muy a cuenta con un bebé de 20 días a cuestas, pobre. Desde las 5 de la mañana nos tenías a las dos con el ritual:

  1. Hervir agua la noche anterior (lo primero que me dijo la buena señora, después supe que se puede usar suero estéril en su defecto).
  2. Poner al bebé sobre un empapador de cama.
  3. Lavar con una esponja nueva y jabón los genitales (yo la cortaba en cuadraditos porque siempre hay que repetir, ya que lo que no me dijo es que cada 30 minutos hay que cambiar la bolsa por peligro de contaminación, con el consiguiente ritual desde 0 claro), después aclarar con el agua y secar muy bien con gasas estériles recién abiertas.
  4. Desenrollar la bolsa de recogida y pegar por la Zona amarilla al cuerpo de tu bebé… Y encomendarte a ‘Todo en lo que creas’ porque la acuática pequepeZ se pasó tres horas de reloj sin sacar líquido alguno de su cuerpo! Eso sí en cuanto quité la bolsa (pobre mía, tiene adhesivo y les molesta) echó lo que no está en los escritos.

La primera veZ, digo, no hubo forma de que no estuviera contaminada (la extracción casera es lo que tiene, señora): te mandan a Urgencias para hacerlo ya bien -tras dos semanas de espera! si hubiese sido infección dime tú a mí-  y a pasar allí 4 horas, sondaje mediante, para que dé negativo al final. Peor que fatal.

La segunda veZ -que sí conseguí que hiciese pipí en la bolsa (cabeZona que es ella) y después pasarlo a un tarrito estéril con tapa de rosca-  no fue más fácil porque, una veZ con el líquido dentro, la ley de la gravedad actúa inexorable y a ver cómo le quitas a tú sola la bolsa sin tumbarla y que se esparZa todo el ‘elixir’ que gota a gota te ha costado el sueño, la voluntad madrugadora y una parte de tu loZana juventud conseguir ¡Ja! Recomiendo encarecidamente que haya dos adultos en el momento separación porque si no se convierte, literalmente, en ¡la bolsa o la vida!…

Pronto seguiremos con la recogida de heces, algo que sé que nadie se merece, que tendrá su propia sección Agradecimientos pero no quiero terminar esta primera parte sin una mención… a la Cadena-de-fabricación-de-bolsas-para-recogida-de-orina pues, de los cienes y cienes de bolsas que se empaquetan, le tocó a la menda ¡una con defecto de fábrica en el sellado inferior!!!!!!!! Whaaaat?… Quedando ambas esquinas seccionadas, agujereadas, a su libre albedrío… y formando una bonita fuente ornamental en cuanto conseguí, tras darle infusión, la meada del siglo en mi colchón… Hace falta ser gafe.

*

No sustituyas el consejo de tu médico y/o pediatra por lo que leas en un  bló  del interné

Nota 2: Pero tampoco dejes de lado tu experiencia de 24h/365 días como madre -por muy primeriZa que te digan que seas- que hay mucho profesional de libro y manual… Pero nada como el instinto maternal ;)

Anuncios

11 pensamientos en “Para muestra un… montón (I)

  1. Pingback: Ñam Ñam hasta los 6 meses | Había una Pez

  2. Uuufff!!!! madre mía, alucinada me he quedado después de leer tu experiencia… yo doy a luz en febrero y temblando estoy de tener que enfrentarme con alguna historia de éstas. Que una piensa que lo difícil es el parto y me parece a mí que el espectáculo empieza después…. miedito….
    Eso sí, felicidades por tu tenacidad y “demostración” de que tenías razón.

    Besazos

    Me gusta

    • Montse! Ayer mismo me acordé de ti y de que no te había vuelto a leer por aquí!
      ¡Será de febrero como pequePez!
      Perdona si te ha dejado helada, es más bien para mamás que busquen info en Internet como a mí me pasó cuando me soltaron al ruedo sola y sin saber muy bien cómo hacer la dischosa recogida! :S
      Ya verás como todo va genial y no tienes que echar mano tú de ello, pero por si acaso otras mamis solitarias sí, lo escribí!
      Cuidate mucho guapa!!

      Me gusta

  3. Diossss alguien que me entiende, por fin alguien ha escuchado mis plegariaz , jajaja YO me pase un añooo que cada vez que mi señorito Escarlato tenia fiebre=bolsita de marras=4 horas en la sala de espera del hospital de turno y todo por una infeccion de orina que tuvo al mes de nacer y que nos tuvo una semana ingresados en el hospital.Yo he probado de todo:Mojarle las manos, darles zumos y agua en intervalos de 30 segundos ,mojarle los pies, hacerle reir….TODOOOOO , por suerte pasado el año ya no insisten tanto con la dichosa prueba.Ahora cada vez que abro un cajon del cambiador y me encuentro una de esas bolsitas me entran hasta escalofrios.
    Genial post y me alegro que solo sea una intolerancia.
    UN besazo,

    Me gusta

    • Ay guapa por lo que dices ¡qué te voy a contar que tú no sepas!
      Vivan las madres de muestra! Que lo que ha unido una bolsita de orines… No lo separe nada XD jajaja
      BesaZos y alegrías porque su señorito Escarlato sólo resultara tenerla aquella primera veZ

      Me gusta

    • Gracias guapa! En perspectiva, ahora que ya ha pasado, se ve menos de lo que fue aunque en esos momentos te quieres morir pero porque está también la presión de los primeros meses de crianZa. Gracias por comentar y ¡por unoirte al banco de peces!
      Saludos salados

      Me gusta

  4. Ay hija! no sé por qué no me leí este post! cagüenlaleche!! de recogida de pises también sé un rato, versión XX y XY, ambas muy entretenidas que una piensa, ¿por qué no dejar esta ardua tarea en manos de profesionales en lugar de madres inexpertas?? En fin, un desastre… a mí me salieron dos + que luego no fueron… Me alegro, ahora en serio, que sepáis ya lo que le pasa a PequePez, besos guapa

    Me gusta

    • Yo también me alegro que fueran falsos positivos! Jo, si es que da a la primera de cambio porque se contamina con ná y menos! Lo que decimos, hija, que es para recogida con manos expertas en estas cosas. BesaZos

      Me gusta

  5. Pingback: La yogurtera setentera | Había una Pez

  6. Pingback: Ñam Ñam expréss: natillas caseras con leche bio de arroz | Había una Pez

¿No te callas ni debajo del agua? Éste es tu momento...escríbe aquí! (y alégrame el día ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s