La yogurtera setentera

Fácil no, lo siguiente. Voy a tirar piedras sobre mi propio tejado y, en uno de esos alardes de generosidad que me dan para con ustedes, hoy revelo el modo  híper-súper-mega-fácil* de hacer yogures caseros

Podría dejar que siguiera pensando, el personal, que soy la monda y estoy todo el día ‘jroña que jroña’ (χρόνια και χρόνια) haciendo postres lacteos en el calor de este hogar peZ, pero sería una memeZ. El trabajo, lector/a ávido de truquismos&trastetes, lo hace…sí… la yogurtera setentera.

yogurtera setentera Braun

Trastete: yogurtera viejuna vintage marca Braun ¿Truquete? Hacer los yogures sin las tapas individuales blancas, solo proteger con esa grande transparente durante las 8h nocturnas…

Ahora levantará la mano algún/a fin@ y dirá que es que se le da muy mal todo lo del cocineo… Me meo.

¿Sabes dar vueltas a una cucharita?… ¿Tienes manos?… ¿Tienes sus correspondientes articulaciones y muñecas que te permiten su giro?…

Pues mira qué te digo: que vas a ser un/a magnífic@ manufacturer@ de yogur casero.

Lo único que sí aviso es que los ingredientes tienen que ser los que te pongo aquí (lo de BIO es opcional, pero es que ¡la leche que no es de agricultura ecológica es peor que fatal!) porque si no son estos no te queda la textura adecuada. Ahora que si te gusta el yogur líquido, siéntete libre de variaciones, con dos c_j_ _ _s…

Ingredientes

Ingredientes Bio para yogur casero

Con esto llevo haciendo yogures eco homemade 5 años… seguidos no, he ido parando, claro…

  1. Un yogur ‘madre’ (es el que desencadena la reacción/fermentación/que quede compacto como un camión). Diría que imprescindible bífidus: si es normal no tiene la cantidad suficiente de lactobacilos y tendrás que poner dos para que quede de textura cremosa deliciosa (lo digo porque mis elegidos son unos de vainilla con los que poniendo sólo uno me salen 6 vasitos aromatiZados). Ya los venden en los rincones Bio de muchos hipermercados.
  2. Azúcar moreno de caña (todo lo refinado es muy nocivo, no soy la única que lo digo, pero también puede ponerse blanco. Sólo es por endulZar, si estás a dieta con la vainilla que llevan basta y sobra)
  3. Leche fresca. ½ litro aprox. según el tamaño de los vasitos de esa yogurtera que, como yo, rescatarás del pasado setentero de tu madre amantísima a la que convencieron de que hacer yogur en casa era lo más. Lo de fresca lo subrayo. Y en negrita. Porque es fun-da-men-tal para que salgan densos, la leche tiene que ser de las que hay en nevera y necesitan frío sí o sí! Las de un estante del lineal normal -que pueden pasar ahí por los siglos de los siglos ¡ay qué mal!- son solo cajas de líquido blanco muerto, sin apenas ningún nutriente, cosa bastante evidente…porque si no necesitarían frío. (-“Hala, ya lo ha dicho, ya está aquí la loca de la leche, si no no se queda contenta”). Suele ser entera: los del colesterol alto lo tienen complicated…

Cuatro pasos escasos

  1. Poner dos cucharadas de azúcar en cada vasito.
  2. Vaciar el yogur ‘madre’ repartiéndolo entre los seis vasitos.
  3. Llenar de leche el resto del vasito (sin que rebose, ansios@s)
  4. Dar vueltas, meZclar, un estarse un rato bueno dándole a la manivela, vamos (…no me cansaré de decir que lo de ‘tocarse y quererse a uno mismo‘ no-va-en-esta-sección… tampoco)

Y ya está.

¿Qué?… Ya lo advertí, no hay más secreto. Ah! Bueno. sí…

¡Enchufa la yogurtera a la corriente! Inconsciente.

*Dada la naturaleZa facilona me van a dejar que lo incluya en mi categoría TuTo: el Tutorial Tontorrón… RaZones evidentes lo avalan, no me dirán que no.
Nota: La niña peZ ni los huele, por supuesto, ella tiene intolerancia a la caseína de la leche de vaca. Antes de diagnosticarlo (menudo calvario) le intenté hacer con leche adaptada en polvo Bio y espesar con cereales para bebés. Resultar resultó, pero ni punto de comparación. Cíñete a esta receta, deja que tus amistades piensen que eres la mar de molón.
Anuncios

2 pensamientos en “La yogurtera setentera

  1. Antes que nada… Decirte que mi madre hacía yogures en una similar, los vasitos de cristal tenían la tapa naranja, y creo que en algún lugar debe estar aún…
    La verdad es que tiene buena pinta, y de sabor, pues no sé, lo dejo a la imaginación, no has probado a ponerle sabores?? Yo todavía recuerdo los de limón, se me acaba de arrugar la cara, ufff.

    Besos setenteros

    Me gusta

    • ¡Ves como sí! Casi toda madre setentera la tiene, pues a rescatarla maja y a hacer yogur a cascoporro. No he ido más allá con los sabores porque el sabor a vainilla de los que a mí me salen es inigualable!! Y la textura, nada de la nada de toda la vida tiene que ver con los comerciales. Anímate… y no habrá vuelta atrás ;)

      Me gusta

¿No te callas ni debajo del agua? Éste es tu momento...escríbe aquí! (y alégrame el día ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s