La segunda veZ que nací

Son las 00:25h. Todo en silencio. Oscuro. Todo en calma… aparente.

Algo pasa en la zona húmeda de uno de mis valles. QuiZás un músculo que nunca antes había notado que tenía, que nunca antes se había contraído. Hasta hoy.

Pero yo todavía no lo sé.

Salgo de la cama. Bajo la escalera. La chimenea se resiste a morir.

Sofá.

“-Dicen que si descansas y todo para es que no ha llegado ‘ese’ momento”.

Vuelve a suceder un par de veces más. Decido que estás decidida a buscar mis orillas. Soy primeriZa: sola y a oscuras no tengo certeZas, pero lo sé. EmpieZo a rotar mis caderas sentada en esa pelota que me va acompañar el día entero.

Tómate tu tiempo…

Son las 04:20h. Vienes a quedarte: ya es evidente. A quien llamarás tu padre se despierta. Baja la escalera. Sonrío.

“-¿Qué haces?

-Ya…”

Sofá.

La chimenea se resiste a morir.

“-Pongo otro leño”

Juntos esperamos a que me invadas cada 5 minutos. Al hospital.

Son las 8:00h. Ya son 4 los centímetros en que hemos acortado las distancias. Ingreso. Decidí casi al principio que sería sin epidural.

Parto natural de dieZ horas en que estuvimos los tres solos la mayor parte del tiempo. Había sonrisas y calma. Y había dolor. Pero estuve meses preparando ese momento y respondí.

El cuerpo sabe parir. La naturaleZa, si todo va bien, sigue su curso. Y te regala la experiencia más animal y más tribal que en tu vida mamífera vas a transitar.

Respira.

Concéntrate en no querer resistirte al dolor. Si consigues no tensarte entera con cada contracción fluyes como el agua de esa bolsa caliente que acabas de romper. Me dejan seguir en la pelota… 8 cm.

Respira.

Nauseas. Todo se acelera. Me pregunto si no sería mejor no enterarse de nada. Ahora sé que no.

Es mi opción personal: soy la protagonista de mi propia vida y esto es la vida más pura y jodidamente real que has vivido jamás. Contracciones ‘mil niveles más que intensas’. Entre una y otra me duermo brevemente pero yo estoy en 10… y tú estás aquí.

Empuja.

Respira pero ¡empuja!

Ahora ya sé lo que leía y llamaban “anillo de fuego”…  Un hada en forma de matrona me ha acompañado -y respetado- el día más intenso de mi vida.

Te ayuda, pequeña, a cruZar el umbral de mi cuerpo y me tiene tan en cuenta que yo te saco con mis propias manos (18:00h… Nacida en domingo). Qué gran suerte cruZar tu camino y el mío con el suyo. Fue la primera persona de este mundo en tocar a mi hija. Me alegro que fuera su piel la que rozara la tuya por primera veZ…

Comienza la vida, niña peZ.

A partir de ahí amamantar, cansancio, sangre, sueño, dudas, vivencias, fotos, intensidad, besos…

O sea, amor.

——————————————————————————————-

P.S. El título de este post está inspirado en el libro que alguien muy especial me regaló
Libro La primera vez que nací

El relato de una niña desde que nace hasta que se convierte en madre…

En él nos vimos reflejadas… será porque el agua nos sirve de espejo
Como en el mar

Había una PeZ, una veZ, que nadaba en un mar tibio y seguro…

Leyéndolo lloré  todo lo que no lloré en la llegada de mi miniser.

La segunda vez que nací

Así que éste es, pues, el relato de un parto natural: la segunda veZ que nací. La primera fue hace hoy 36 años. Ahora mismo en que este post programado se publica yo he cruZado el país hacia el Mediterráneo. Para pasar -ahora que ya sé qué significa- ese aniversario… con la madre que me parió.
Anuncios

25 pensamientos en “La segunda veZ que nací

  1. Nunca comento en “blós”, pero es que naciste el mismo día que mi hija…y me siento identificada con tu parto, contigo, con la madre que te parió y todo el banco de peces! vaya circunloquios…no?? :))
    enhoraabuenaaaaaaa

    Me gusta

    • Ostras! Además de verdad!! Mismo día, mismas vivencias, maja.
      Ayer tú (imagino) con tu pequeña como mi Madre sintiendo cosas… y todas hermosas… Mil gracias por tomarte el ratito de comentar: un honor que lo hagas tan poco… y estar contestándote en este momento.
      Y encima Mer en francés, es Mar… toma ya! :)

      Me gusta

  2. dos nacimientos, tres mujeres implicadas en ellos, y una emoción enorme mientras te leía… feliZ cumpleañoZ!!! que no se puede nacer en fin de semana, que una se desconecta y pasa lo que pasa, llega tarde a la fiesta!

    :***!!!

    Me gusta

    • Tú en nuestras fiestas submarinas tienes pase VIP sin caducidad niña morada!
      Emocionante leer cómo me acompañáis en este día… (yo que no suelo salirme de lo jacarandoso)! Ay, soy una blanda en el fondo… en las profundidades ;D
      AbraZos remorados coraZón.

      Me gusta

  3. Simplemente maravilloso, aquí estoy al borde de las lágrimas. Espero poder vivir una experiencia similar cuando llegue el momento y me llevaré tu relato en la memoria para que me inspire. Estoy deseando nacer por segunda vez! Muchísimas felicidades mamapeZ, que tus 36 sean también inolvidables!

    Besazos!

    Me gusta

    • Ay Montse! De verdad que te lo deseo! Cada mujer es un mundo, cada parto unas circunstancias (depende de quién te atienda, el centro, etc).
      No te quiero vender que mi opción sea la mejor (la epidural debe ser maravillosa para quien la desee; yo me preparé a conciencia con respiración, concentración, visualiZaciones) sino que decidas lo que decidas… estés presente, tomes consciencia, intentes ser la protagonista de lo que te sucede… Que es muy grande.
      En nada serás de la Hermandad de las que han visto a la vida real cruZar a través del umbral de su cuerpo. Escoge primera fila. No te pierdas nada.
      Mucha suerte!! Y un abraZo

      Me gusta

  4. Mamá PEz, precioso lo que has escrito….con la lagrimilla me tienes….. Montse, decidas lo que decidas es MARAVILLOSO. Yo lo viví con epidural y es fantástico también!!! . Lo mejor que te puede pasar en la vida…… Eso sí! coge fuerzas para lo que viene después…Los cuatro primeros meses son agotadores…pero ÚNICOS!!! Muchos ánimos, das mucha envidia !!! Mamá pez….muchas felicidades por segunda vez y que cumplas muchos más!!!

    Me gusta

  5. Felicidades a la pequeña niña PeZ, y felicidades a ti, MadrePeZ. Ese libro también me conmovió, yo lo leí con mis hijas, de un tirón, varias noches seguidas.
    Tu post está magníficamente escrito, y es bonito de leer, y compartir y sentir tu experiencia hacia la maternidad.

    Besos especiales!

    Me gusta

  6. Pingback: FeliZ navidad | Había una Pez

  7. Pingback: Vacaciones, conclusiones y declaraciones de intenciones | Había una Pez

  8. Pingback: Nacida en domingo | Había una Pez

  9. Pingback: Cumpleblog: repaso a un año nadando junt@s | Había una Pez

  10. Pingback: Cumpleaños. Feliz. Cumpleparto feliz. : feltBaby

¿No te callas ni debajo del agua? Éste es tu momento...escríbe aquí! (y alégrame el día ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s